16 enero, 2011

The Singapore Horror Show (part I)

...aqui estoy pues en el lejano Singapur.
El viaje en avión fue agradable y logré dormir además de "entreterme" con las peliculas The Kids Are Alright y Un Prophete de las que ya veré si escribo una no-crítica de las mias.

En fin que aterrizé en Singapur a las 16.15 del Sábado (hora local) y decidí en honor a Uno a coger el metro hacia el hotel en vez de un cómodo taxi. Como consequencia me perdí ligeramente entre las salidas del metro en mi destino y tuve que dar unas cuantas vueltas... bajo una moderada lluvia :-) 
El metro tal y como lo recordaba... aséptico y en algunas estaciones lleno de gente que su único interés era teclear en su smartphone o iPad (desde niños a muy mayores todos me parecieron unos cogotes inmersos en pantallas... supongo que eso es ...el futuro...las famosas personas sin rostros)... así que decidí que el metro no tendría mucho más que aportarme estos días e iba a ser un medio de transporte poco usado.
Aunque estaba algo aturdido por eso del cambio horario y fuera aún llovía decidí salir para cansarme un poco más y asegurarme que caería en la cama a dormir como un tronco y ya despertarme con el horario asiático.
Así que andando en la lluvia me fui hacia ChinaTown...
También informar aquí (a Uno sobre todo y sus años de cangrejos) que según los chinos este 2011... es el año del conejo... y Singapur entera está inundada de conejos de todo típo, forma, color y material...  y dado que los conejos saltan "palante" como los sapos confío en que estamos en un buen año.
ChinaTown entre la lluvia y la parafernalia de estar de fiestas era una locura de gritos, colores, fuegos artificiales, cabalgata y actuaciones de grupos vestidos de dragones y una celebridad televisiva haciendo de amfitriona en el escenario del Peoples' Park.
Fiestas en la calle, mercados nocturnos callejeros, mucha gente por todas partes gritando, comprando o simplemente empujando para ir no se donde. Interesante experiencia pero con mi cabeza jetlageada no he podido disfrutar del todo y más bien buscaba desesperadamente una salida para volver... bueno desesperadamente es una exageración que me tomé mi tiempo vagando por las calles y observando el espectaculo...
Cené y me dejé en los brazos de Morfeo que me trató muy bien y sin ningún problema y fresco como una rosa me desperté a las 09.00 de la mañana (es lo que Pimpf llama una cura de sueño)
Ya con renovadas energías y un estupendo desayuno en el hotel, decidí caminar por las calles familiares de Singapur y descubrir algún que otro rincón todavía sin ver...
Mi hotel está al ladito del Singapore Art Bridge de Pacita así que tengo un punto de referencia claro para no perderme.
Salí del hotel dispuesto a escuchar música y caminar lentamente por las orillas del río... pero uno que es despistado y se me había olvidado a syncronizar el espoti para mis listas... pero vino Theodore a salvarme (que tenía sus canciones offlineadas desde algún viaje atrás)... y el aleatorio ese que es muy sabio empezó con la 1000Km de Pastora... y pensé "un cerito más y habla de mi" jajaja que estoy a algo más de 10000Km de distancia)... En fin que con Theodoro como dj paseaba rio abajo -suena If you were a river I would swim you- desde Clarke Quay hasta el esplendido Esplanade disfrutando del sembrado de estatuas por el camino. Hice alguna que otra foto para Stultifer sobre todo.
En esta se puede ver como antiguamente -cuando Singapore empezaba su transformación de pequeño pueblo pesquero a una metropolis-centro financiero y comercial- las transacciones comerciales se hacían a pie de calle al igual que las transacciones financieras y a esa total disposición para el comercio rinden homenaje estas estatuas que como no podría ser de otra manera se encuentras sobre unas escaleras. En la orilla opuesta un puñado de rascacielos pertenecientes a bancos muestra la evolución del ábaco al ordenador y de la calle a las oficinas de lujo.  Esos altos e imponentes edificios me crearon la duda y la reflexión de si perdurarán en el tiempo, si en 2000 años de hoy serán visitados por los futuros viajeros como templos del dios dinero al igual que hacemos ahora en el Partenon o las catedrales... Y esa es un poco la sensación que tuve paseando. Dado que los edificios no eran para mi "nuevos" me limitaba a observar el paso del tiempo en ellos... algunos se han modernizado con "tocados" (y es que he notado que utlimamente el acabado superior de los edificios es hacia donde se desarrolla toda actividad creativa y son muchos los rascacielos en Singapur que han añadido algo en su techo o estan en proceso de...) Pero aparte de esos sombreros y/o tocados... seguía yo observando el paso del tiempo en los edificios con la misma pregunta... que será de ellos dentro de unos siglos?
Llegué a La esplendida Esplanada, un centro comerial, cultural y de ocio con multiples teatros, salas de concierto y opciones para compas y demás ocio que ha hecho de nuevo hervir mi sangre pensando en el engendro de los Teatros de Canal comparandolo con esta obra de arte y cultura que es el Esplanade. Pero será verdad eso que dicen que Dios le da pan al que no tiene dientes... y es que la oferta cultural en Singapur es pobre... mucho más pobre de lo que yo pensaba aunque menos mal no inexistente así que he encontrado dos eventos a los que pienso asistir y ya cantaré contaré...

Mis pasos me condujeron hasta el Marina Bay Sands (una de esas partes en las que Singapur echa tierra y expande su reducido territorio nacional)... pues bien, impresionado me quedé si señor... Marina Bay Sands es un complejo de Expo, palacios de Congresos, Centro Commercial, Casino, Teatros, Cines y un hotel de 2500 habitaciones mirando hacia el mar...
y todo esto en tres torres y varios sotanos y edificios colindantes mas bajitos...
pero sin duda la estrella es el techo en forma de barco que une las tres torres. Además ese techo en la planta 56 es un mirador (al que servidor y demás mortales pudieron acceder por el módico precio de 14 euros). La parte de mirador es la punta del barco que sobresale totalmente de los edificios...y allí también se encuentra un restaurante y un bar hasta más o menos la mitad de la torre. Todo el resto del barco que une las tres torres es una piscina-solarium-playa para los ocupantes del dichoso hotel... 
Impresionado me quedé si y ya despues de ver Singapore desde lo más alto bajé a pie de calle con la intención de caminar hasta la famosa, colorida y bulliciosa Orchard Road y comer allí.
Mis pies exigieron una pausa para descansar y la bateria de mi iPhone decidió dejarme sin la compañia de Theodore. Hice caso omiso a mis pies, me reproché a mi mismo no haber cargado el telefono y seguí caminando haciendo alguna que otra foto.
Un olor a Vietnam me inundó de repente y sonreí al ver un restaurante que anunciaba "Vietnamese Delights". Sonreí algo sorprendido que -entre tantos olores "asiaticos" que de primer osmeo me resultan todos iguales- este en conreto me recordara Vietnam, que no sé si es por la cercanía de mi visita allí o porque realmente hay algo que lo distingue.
Al ignorar yo mis pies que exigían pausa se me unió la sed exigiendo café y mis pies reclamaron "y silla"... Empecé a sentirme un poco incomodo que me había metido en las tripas de la ciudad y perdido la referencia del río y me encontraba entre edificios altos sin la menor idea de donde estaba. Mi total falta de orientación solo empeoraba las cosas y encima empezó a llover (el universo que conspiraba con mis pies para obligarme a parar)...
Creí ver un inconfudible conejo rojo al final de una calle y me fui para allá con la certeza de encontrarme en la algo conocida Chinatown. Me prometí que de ser así haría una parada. Así fue... el conejo rojo indicaba el metro de ChinaTown pero yo no cumplí mi promesa... usé el metro para llegar a Orchard road con la idea de parar a comer allí...
Entre pitos y flautas llevaba caminando unas tres horas y ya era casi hora de comer.
Orchard Road...
quizás fue el cansancio, quizás la falta de compañía o que ya el consumismo me aburre (aparte de no parecerme el camino correcto) pero esta vez Orchard Road más que impresionarme me dejó con sentimientos contradictorios; de comprensión por una parte y rechazo por otra. Esta vez no vi más que unos 15 enormes bloques de hoteles de lujo cuyas plantas bajas y sotanos son inmensos y laberínticos centros comerciales de marcas de lujo (aquí el tamaño parece que si importa y todo tiene que ser más grande que lo de al lado). Me encontré preguntandome si realmente hacen falta 6 -si 6- tiendas de LuisVuitton en la misma calle y otras tantas de Prada, D&G, Armani, Cartier y un conocido etc de marcas que ocupan tres o cuatro plantas con enormes escaparates que dan a la calle haciendo que todo sea igual entre distintas estructuras architectónicas y mucha mucha gente.
Así fue como pensé que en "años de paises" o de "culturas" Singapore está probablemente en edad adolescente; incansable, con ansias de absorver, vivir y conocer y que practica insaciablemente todo lo nuevo que descubre... No me imagino que un "occidental" encuentre algo interesante en Singapur para ver o hacer... aún así es una ciudad que tiene algo propio que atrae...¿que será?
Después de darle unas vueltas creo que -a diferencia de otros paises del sureste asiático a los que definirías probablemente por sus contrastes entre el desarrollo occidental y sus culturas milenarias- la clave está en que en Singapur no hay contrastes. Hay una cultura homogeneamente mixta, como si alguien hubiera cogido chinos, malayos, hindús, thais, filipinos, indonesios, australianos e algúna que otra reliquia inglesa, los haya batido y luego vertido en esta pequeña isla, que esta en pleno crecimiento y dispuesta a comerse el mundo como cualquier adolescente... (recordamos que Singapur cabalga sobre numeros de crecimiento de dos digitos -14,7 para el 2010 en el que Europa se estancó o retrocedió-...)

Quizás lo que atrae en Singapur es que es lo más parecido al futuro más inmediato.

Singapore Horror Show to be continued...

16 comentarios:

Parmenio dijo...

Cuando estuve en Singapur me supo a poco por las condiciones en que estuve allí. Paser de la mano contigo desde este blog me permite disfrutar de lo lo que no pude ver allí.

Y sí, esa mezcla de culturas que se podía ver en Singapur atrae de una forma que a lo mejor no podemos explicar pero sí sentir.

Un beso (para que sigas paseando)

Winnie0 dijo...

Qué envidia Adrianos!! Qué maravilloso este primer relato de tu viaje....Qué ganas de ir a esas tierras...Sigue cotando...un beso

Ronronia Adramelek dijo...

No he estado nunca en Singapur y hasta ahora no era un sitio que me llamara la atención pero tu descripción me ha puesto las ganas. Pienso seguir aquí bien atenta las continuaciones.

Adrianos dijo...

Parmenio: En tu próxima escapada por el sureste asiatico no dejes de visitar Singapur. 2-3 dias no más pero merece la pena :-)

winnie0: me alegro de que te guste y espero que pronto haces ese saltito por asia.

Ronronia: La verdad es que a mi tampoco me llamaba la atención pero mira que al final atrae :-) Tu piensa en Argentina que me da a mi mucha envidia :-)

BESOS

Christian Ingebrethsen dijo...

Vamos, que Singapur es una megalópolis oriental que te engulle y absorbe por lo que veo.

Big in Singapur kyssen.

Alforte dijo...

Me atrae algunos ejemplos de arquitectura contemporánea en edificios modernos, pero ese mirador tipo "The Love Boat" no sé, no sé.

Me gusta lo que cuentas y reflejan comentarios sobre el crisol de culturas que es Singapur y estoy intrigado con esos dos eventos a los que piensas acudir, espero que no sea un recital de Julio Iglesias cantado en tagalo ;-)

Asian Kisses

Ut dijo...

Pero que entrada más chula... un día por Singapur! como si nada...jeje

A mí me ha impresionado mucho el Marina Bay Sands, me ha parecido impresionante, un buen ejemplo de arquitectura moderna!

Me ha gustado mucho este paseo por las calles de Singapur y seguro que seguiré disfrutando más con las siguientes entradas.

Un beso

UT

Marianí dijo...

¡Qué interesante Adrianos!... aunque no sería un destino turístico adecuado para mí... así como lo cuentas te dan ganas de coger el primer avión y darte una vueltita por Singapur a pasar la tarde.

¡Que bonito tener noticias tuyas jajaja!

Un beso grande

theodore dijo...

Ay, primo, como te puedes imaginar, me llena de orgullo y satisfacción hacerte de dj en tu periplo singaporense (singaporeño?? sing-a-por-ano?? upsss!). Disfrutalo mucho y sigue perdiéndote en esas caminatas, que seguro que hay mucho más que ver, siempre lo hay.

La cosa esa de la Marina me parece deliciosamente terrible, tan kitsch. Debe ser brutal la vista desde ahí.

Cuidate mucho. No te deseo suerte con el principito porque ya lo tendrás del anterior viaje, imagino...

Ah, y qué buena Un profeta, está en mi top del 2010. A Kids le tengo muchas ganas.

7 Hours Ahead Kisses

...Runagay dijo...

Ay, mi niño, que lejitos que estás, cuídate mucho. Besos.

Adrianos dijo...

Christian_Ingebrethsen: lo curioso con Singapur es que aún siendo una Metropolis (no es muy grande no te creas)te absorbe, te engulle pero no te elimina... y por alguna curiosa razón sigues siendo una persona con vida propia. Es curioso y muy interesante.
Merlion_Kyssen

Alforte: hay que verlo y sentirte el rey del mundo allí arriba :-P jeje
DoubleFeaturePicture_Kisses

Ut: solo me falta algo de compañia que eso de pasear solo y no salir en ninguna foto me pone algo triste que quieres que te diga... y si de architectura moderna hay aquí a montones.

Mariani: seguro que te gustaría... hay partes que disfrutarias mucho :-)
y a ver si te llamo jajaja
Besos

Theodore: a... mi primo salvador musical... esta semana estoy algo a tope de trabajo pero si algún que otro paseo me pegaré que me falta volver a LittleIndia y unas cuantas más...
La del profeta a mi me dejo frío... será el sueño del avión... si tu la tienes en el top tendré que volver a verla. The Kids ya escribiré...
La architectura aquí es brutal... lo kitsch parece elegante y lo que nosotros consideramos elegante aquí es pobre... No obstante se ven preciosos, impresionantes y además muy fotogénicos jajaja
LionCity_Kisses

Runagay: menos mal que la tecnología nos mantiene cerca :-)
Besos

Uno dijo...

UNO (por alusiones), ¿te has propuesto acabar con el poco prestigio que me queda? El metro no tiene interés y los chinos ahora dicen que este es el año del conejo. ¿Has preguntado a las chinas? Porque ya se sabe que para ellos, que son unos salidos, siempre es el año del conejo.
Por lo demás me ha encantado tu paseo y entiendo lo que dices sobre la percepción diferente de las cosas según en qué contexto (lo kitch, lo elegante)
Hablando de "tocados" en los edificios me he acordado de esa horrorosa cosa que puso (creo que Lamela) sobre las torres de Colon en Madrid. Y se me han escapdo un par de lágrimas.
Total que he rabiado, disfrutado y llorado con esta entrada. ¿Se puede pedir mas?
Un abrazo

Rosa dijo...

Tu podrías escribir una guia de viajes. Desde luego, además de interesante, cercana sería, porque lo relatas así como en un fluir continuo.

Miiiimadre que hotel!!!

Besos

Thiago dijo...

Este paseo es impresionante, cari.. y ese edificio que parece un barco total... Estará por ahí mi chico? jajaaj


Bezos.

Adrianos dijo...

Uno: jaja me laegro que te gustara y experimentaras todo esto con mi "crónica"... sigo insistiendo en que esto es el año del conejo... estan por todas partes...y las chinas se han dedicado a venderlo como locas... el occidente además les ha añadido un accesorio... ahora van con/dentro de una cesta...
No se que puede significar esto...
Besos

Rosa: ..bueno a ver si cuando esto se me termina a que me dedico... igual me pongo a recopilar eso de los viajes :-)

Thiago: NO he visto tu novio... ¿Onde andará metido? :-P

Besos

Pimpf dijo...

Adrianos!! me encantan tus post de viajeros por el mundo, y este incluido por supuesto, es que le has dado un aire a Alicia en el País de las Maravillas detrás del conejo todo el rato... que también es una paradoja... digo yo, jajajaja

Bicos Ricos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

catálogo

A las buenas y a las malas (1) adrianos (5) Ágora (2) Alaska (1) Alberto (3) Alejandría (1) Alejandro Amenábar (1) Alkistis Protopsalti (1) Alphonse Mouzon (1) amor (1) Amor de Hombre (1) Ana Belén (2) Andres Lewin (2) Angela Dimitriou (2) Antoine De Saint-Exupery (1) arte (2) Asier Etxeandia (1) Blade Runner (1) Blanca Portillo (1) Camboya (1) Carles (1) carmen (1) cine (52) cine 2011 (5) Claudio Baglioni (2) Concierto (11) crítica (1) Cultura (1) danza (12) Debbie Gibson (2) Depeche Mode (1) desvarios (4) Dimitris Papaioannou (3) Discos de Oro (1) Edu (2) el año del... (1) el código infantil (18) El Principito (8) Elecciones (1) Eleftheria Arvanitaki (2) Eleni Tsaligopoulou (1) elli paspala (1) equinoccio (1) Eurovisión (6) Fangoria (1) Fedra (2) Fran Perea (1) G. Poulopoulos (1) G.A.D. (1) Gay Pride (2) Giannis Kotsiras (2) Giorgis Christodoulou (1) Gone to Earth (1) Grecia (2) Gustavo Jacome (1) Hambre (1) Hipolito (1) Hurts (1) información (1) inmarcesible (1) internet (1) J. Saramago (2) Jorge M. rodrigo (1) Judy Garland (1) K.Kavafis (3) Katerina (2) kitrino_p (3) Konstanitnos Rigos (2) Konstantinos Vita (1) Kylie Minogue (2) Laberinto Producciones (1) lagrimas en la lluvia (1) Le Petit Prince (3) lesgaicinemad (4) Libros (3) limetia (4) literatura (6) Llegaremos a tiempo (1) Loles León (1) London (8) Londres (1) Luis Ramiro (2) M.Delta (1) Madrid (1) mafalda (2) magia (1) Mago de Oz (1) Maria Pagés (1) Marinella (1) Mary Webb (1) matemáticas (1) Matthew Bourne (4) mda live (3) Medea (1) Mejor Mañana (1) memorias (57) memorias de viajes (58) Mérida (1) MGVC (7) mili (1) mitología griega (1) moon (1) museos (1) Musica (31) Música (90) Musical (9) My Bloody Valentine (1) Mylène Farmer (1) Nikos Kazantzakis (1) Noticia (1) oboi_me (2) ONU (1) opera (3) OperaUpClose (1) opinion (13) opinión (25) Otoño (1) Persefone (1) Pimpinela (1) pink floyd (1) Platero (12) poesia (2) Poesía (2) política (7) premio (1) protesta (2) quino (3) reflexiones (1) Roob (1) Rosana (1) Santorini (1) shakira (2) Siam Reap (1) Sidi Larbi Cherkaoui (3) simpapeles (1) Singapore (7) solsticio (1) Spyros (1) Stairs Day (1) StandStill (1) Stereo Mike (2) Stereo Nova (1) Stultifer (2) suede (1) teatro (27) terremoto (1) terror (1) Thalassa (3) The Bird and the Bee (1) The Eels (1) The Little Prince (4) The precious bane (1) The Wall (1) theodore (3) Tiffany (1) Titanikos (1) Tomaz Pandur (2) tragedia (1) Tv Series (2) UCM (1) Uno (1) Vega (1) videoclip (1) vinilos (1) volar (1) Zorba el griego (1)

memorias de ... cabeceras

entre mis memorias estará siempre...

una de las mejores películas... simplemente